martes, 29 de octubre de 2013

A la conquista de Valencia

Esta sueño empezó a construirse un 5 de Febrero cuando los filarmónicos podíamos leer en el Facebook de Carlos Castellanos (ex presidente de la banda) "milagrito será".



En esa entrada adjuntaba un enlace que te llevaba a la web de Nuestras Bandas de Música, ahí podíamos leer que "43 bandas quieren participar este año en el Certamen Ciudad de Valencia", la noticia entre otros muchos datos nos informaba que  "se han presentado 43 bandas para las diversas secciones (tercera, segunda, primera y sección de honor), de las cuales hay 22 de la Comunidad Valenciana, 16 del resto del territorio nacional y 5 extranjeras, tres más que en 2012." Pues bien, entre esas 43 bandas se encontraba la Filarmónica Beethoven.

El "milagrito" al que se refería Carlos, es que resultaría casi imposible salir seleccionados para participar en dicha edición del Certamen.

Cual sería nuestra sorpresa cuando al día siguiente, Carlos Castellanos publica esta noticia en la misma red social: "ayer dije milagrito será y hoy digo milagrito es" La banda de música Filarmónica Beethoven estaba seleccionada!!


Carlos volvía a ponernos un enlace a la misma web. Esta vez nos informaban de la relación de bandas participantes. La Filarmónica Beethoven participaría en la "sección primera" junto a cuatro bandas de la Comunidad Valenciana. Estas éramos las bandas que formábamos parte de dicha sección:

1.    Agrupación Musical “La Amistat” de Quart de Poblet (Valencia)
2.    Centro Instructivo Musical de Mislata (Valencia)
3.    Filarmónica Beethoven de Campo de Criptana (Ciudad Real)
4.    Unión Musical Santa Cecilia de Villar del Arzobispo (Valencia)
5.    Banda Sinfónica de la Unió Musical de Alaquàs (Valencia)


La noticia era ya un hecho para los músicos de la Filarmónica, la ilusión podía palparse en los ensayos, en las reuniones del bar, por las calles de Criptana... pues era la primera vez en 163 años de historia que nuestra banda se presentaba al Certamen de Bandas de Valencia.

Se nos reunió a todos los músicos en la sala de ensayos para confirmarnos la noticia oficialmente y decidir en asamblea si estábamos dispuestos a participar en el Certamen, puesto que se trata del certamen más prestigioso del mundo, debíamos ir en las mejores condiciones y con el compromiso de toda la banda. La respuesta de los músicos de la banda no pudo ser más rotunda "SI"

Empezaron los ensayos, nuestro director Miguel puso todo su conocimiento y esfuerzo en sacar lo mejor de nosotros, en pelear los detalles, en definitiva, en hacernos sentir la música para poder llegar ha amarla.

La semana previa al Certamen, tuvimos un ensayo en la Plazoleta del Conde de las Cabezuelas, al aire libre, para que pudiera asistir público y ver cómo trabajábamos. La sorpresa fue máxima al ver la plazoleta y los alrededores repletos de gente. Fue un gran apoyo moral y un "subidón", si me permiten la palabra, para los músicos, pues nos dimos cuenta que todo el pueblo estaba volcado con su banda y querían mostrarnos todo su ánimo y fuerza.


Ensayo pre-general en la Plazoleta del 
Conde de las Cabezuelas
acompañados de numeroso público

El Certamen ya estaba a la vuelta de la esquina, como coloquialmente se suele decir. Y la Casa de la Música era un hervidero de músicos, no había un aula en la que no hubiese unos músicos repasando pasajes, perfeccionando su técnica, poniendo sus instrumentos a punto... los saxos en un aula, trombones y trompetas en otra, clarinetes en la de más allá, la percusión en la sala grande, los graves en el salón de actos. En definitiva, el CUM era nuestra segunda casa.

El Viernes 19 poníamos rumbo a Valencia, la ilusión se podía ver en nuestras caras. Dentro de cada uno de nosotros podíamos encontrar miles de sentimientos, sabíamos que nos encaminábamos a un hecho histórico para la Filarmónica y eso, se notaba en la mirada de cada músico.

Amanecía en Valencia, amanecía aquel Sábado 20 de Julio de 2013. Tras el desayuno, la banda tuvo el último ensayo en el Conservatorio "José Iturbi" y Miguel acabó el ensayo pronunciando las palabras que nos llevarían al éxito "Sí, se puede".


Ensayo en el Conservatorio 
José Iturbi (Valencia)

Ya estaba todo listo, tras la comida y un pequeño descanso nos dirigimos hacia el Palau, nuestra actuación estaba programada para las 17:30 pero alas 16:00 teníamos que estar allí para afinar y recoger nuestras acreditaciones. ¿Se imaginan ir con ropa negra a las cuatro de la tarde por Valencia en Julio? Pues cual sería nuestro grado de concentración que nadie hablaba del calor, nuestra mente sólo tenía una idea: HACER MÚSICA.

La tensión y nervios estaban a flor de piel, el trabajo estaba hecho. Los músicos permanecíamos en silencio, meditando... ese silencio solo se rompía por la voz de la presidenta que era la encargada de ir nombrándonos uno a uno para repartirnos las acreditaciones. 

Los trabajadores del Palau nos informaron que era nuestra hora y que debíamos salir al escenario. Al salir a él, recuerdo ver el aforo lleno, y arriba al fondo nuestra particular "hinchada". Animándonos y aplaudiéndonos con todas sus fuerzas para transmitirnos todo su apoyo. Nuestro director también estaba listo, era hora de comenzar. 


Hasta aquí la primera parte de este viaje. En unas semanas acabaremos de contar este sueño... que como ustedes saben, se hizo realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario